sábado, 13 de septiembre de 2014

Arreglando un abrevadero con parteros

El pasado 13 de septiembre varios miembros de la Asociación Herpetológica Granadina (AHG) estuvimos reparando un abrevadero en el Parque Natural Sierra de Huétor (Granada), para lo que contamos con el preceptivo permiso de los responsables del mismo. El abrevadero es viejo y se encuentra en un estado deficiente, lo que no impide que todos los años sea utilizado por el sapo partero bético (Alytes dickhilleni) para reproducirse. 

Cementando las esquinas deterioradas
Con mortero impermeable reforzamos algunas esquinas que se estaban desmoronando, y tapamos varias grietas por donde ya se filtraba el agua. No fue una reparación definitiva pero esperamos haber frenado el deterioro de la estructura. 

Tapando grietas
El sapo partero bético se reproduce en este parque tanto en cauces fluviales como en construcciones artificiales (albercas, abrevaderos, etc). Las mayores densidades larvarias se localizan en construcciones, la mayoría de las cuales se encuentran en mal estado de conservación, por lo que es importante controlarlas periódicamente para evitar que su progresivo deterioro provoque el abandono de los sapos. 
Esta sencilla actuación no fue muy costosa. Sólo tuvimos que comprar un saco de mortero y algunas herramientas, lo que prueba que algunas actuaciones a favor de los anfibios no requieren un gran desembolso económico. A veces lo que falta es la voluntad de hacerlas.

Antes
Después

Texto y fotos: Asociación Herpetológica Granadina

domingo, 7 de septiembre de 2014

Mejora de puntos acuáticos en Colomera y La Peza.

La AHG y AHEMUR, se juntan para mejorar un punto acuático en la localidad de Colomera.


Se trata de un nacimiento donde se había realizado una construcción para retener el agua. Con el tiempo y la falta de mantenimiento, el nivel fue bajando hasta apenas disponer en la actualidad, de unos pocos centímetros de agua.

Esta pequeña actuación, consistió en intentar disminuir la perdida por filtración, taponando la salida del agua con los materiales propios de la zona y la eliminación de parte del fango que se había acumulado con el tiempo.








Posteriormente realizamos una visita a un punto donde se reproduce el sapo partero bético (Alytes dickhilleni).




Y ya bien entrada la noche, realizamos un sencillo análisis al agua del Río Colomera, dando como resultado más significativo que el uso de abonos y demás productos utilizados en la agricultura colindante, tienen sus efectos negativos en la calidad del agua.





Salvando esperanzas



Tras descubrir un nuevo lugar de cría de gallipato (Pleurodeles waltl) en Granada, el lugar más alto registrado hasta la fecha para esta especie, situado a 1544.68 m de altitud, miembros de la AHG (Asociación Herpétológica Granadina) procedieron a contactar con el dueño de la finca en la que se encuentra este punto, para que permitiera la realización de las actuaciones necesarias para la conservación del mismo.

Se trata de una alberca construida en 1961, actualmente se encontraba con tan sólo unos 20 cm de agua, con las paredes agrietadas y en proceso de destrucción total como el cortijo del lugar. Los gallipatos estaban atrapados sin poder salir.

El dueño conocía desde hacía muchísimos años la existencia de esta amenazada especie de urodelo.

La primera actuación que se realizó, fue poner una improvisada rampa con unos troncos, para que los animales pudieran salir. Posteriormente, se realizaron trabajos de albañilería, para tapar las grietas que hacían que el nivel de agua no fuera el optimo, teniendo un especial cuidado para no dañar el entorno acuático. Se vallo el lugar y se descubrió la salida y entrada natural de las aguas totalmente enterradas bajo la vegetación circundante. La alberca se ha ido llenando lentamente con un hilo de agua que llega de un nacimiento cercano que usan los pastores. La última medición alcanzaba una profundidad de 70 cm.

Continuaremos realizando las labores de seguimiento de este interesante punto como se hace en otros lugares en los que se ha intervenido.






















También por la zona, esta alberca, que habrá que prospectar en buena época para comprobar que anfibios la utilizan a parte de la rana común (Pelophylax perezi).



jueves, 28 de agosto de 2014

Actuaciones dentro del proyecto de recuperación anfibios en la Alhambra y resultado de las mismas.

Son constantes las actuaciones de mantenimiento y mejora de los estanques elegidos para el proyecto de recuperación  de anfibios del Patronato de la Alhambra y el Generalife, que tiene que llevar a cabo nuestro colaborador de la asociación, Juan Ramón Fernandez Cardenete.
En esta ocasión se trataba de colocar jardineras sumergidas con plantas acuáticas (caráceas) en los mencionados estanques. Las plantas acuáticas contribuyen a la buena calidad del agua, oxigenandola, estabilizando su PH y filtrando las posibles sustancias nocivas para la vida animal. 

Juanra  recogiendo el sustrato donde enraizarán las plantas acuáticas.

Uno de los estanques donde se van a plantar.



Renacuajos de rana común (Pelopylax perezi).

En Los Albercones, se encuentran dos de los estanques del proyecto de recuperación. Aquí se puede comprobar la eficacia de los trabajos realizados, ya que multitud de renacuajos de sapo común deambulan por sus aguas.



Renacuajos de sapo común (Bufo spinosus)



También este adulto de sapo común.

Importantes son también los refugios que se crean por las inmediaciones de los puntos de reproducción para que los animales puedan ocultarse durante su vida terrestre. En este lugar, donde se acumula agua en época de lluvias y que mantiene una cierta humedad cuando ya se ha secado, se han colocado varios de ellos y una rampa para que puedan salir y desplazarse a otros lugares.


Juvenil de sapo común (Bufo spinosus)

Todos los estanques de la Alhambra sufren una limpieza a principios del verano para evitar la proliferación de algas y la colmatación de los mismos por los sólidos que se depositan en sus fondos. Dadas las fechas en que se realizan, antes de que los anfibios hayan abandonado definitivamente la zona, se hace necesario un rescate de larvas y metamórficos para evitar que se pierdan todos los animales. Para ello es necesario cuantas manos mejor, ya que son miles los animalillos a rescatar en cada uno de los estanques. 

Preparándonos para empezar los trabajos en uno de los Albercones del Generalife.





Multitud de metamórficos rescatados

Y ya por la noche, unos cuantos herpetos de la zona.

Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) y salamanquesa común (Tarentola mauritanica) compartiendo espacio.

Juvenil de sapo común.
Contentos por el trabajo bien realizado.




Al día siguiente tocaba hacer lo mismo con el otro de los Albercones.




Así es como quedó el del día anterior después de la limpieza.


Ahora tocaba ponerse otra vez manos a la obra.





Las culebras de agua acuden a los estanques para alimentarse de los sapitos, ellas cumplen con una importante labor de control poblacional.

Culebra viperina (Natrix maura).

Los pequeños sapos fueron trasladados a otras zonas húmedas para su dispersión. La intención era volverlos a soltar nuevamente en los estanques una vez limpios y rellenados, pero problemas técnicos no lo hicieron posible.



Y por las inmediaciones este adulto de sapo común en postura defensiva.