jueves, 28 de agosto de 2014

Actuaciones dentro del proyecto de recuperación anfibios en la Alhambra y resultado de las mismas.

Son constantes las actuaciones de mantenimiento y mejora de los estanques elegidos para el proyecto de recuperación  de anfibios del Patronato de la Alhambra y el Generalife, que tiene que llevar a cabo nuestro colaborador de la asociación, Juan Ramón Fernandez Cardenete.
En esta ocasión se trataba de colocar jardineras sumergidas con plantas acuáticas (caráceas) en los mencionados estanques. Las plantas acuáticas contribuyen a la buena calidad del agua, oxigenandola, estabilizando su PH y filtrando las posibles sustancias nocivas para la vida animal. 

Juanra  recogiendo el sustrato donde enraizarán las plantas acuáticas.

Uno de los estanques donde se van a plantar.



Renacuajos de rana común (Pelopylax perezi).

En Los Albercones, se encuentran dos de los estanques del proyecto de recuperación. Aquí se puede comprobar la eficacia de los trabajos realizados, ya que multitud de renacuajos de sapo común deambulan por sus aguas.



Renacuajos de sapo común (Bufo spinosus)



También este adulto de sapo común.

Importantes son también los refugios que se crean por las inmediaciones de los puntos de reproducción para que los animales puedan ocultarse durante su vida terrestre. En este lugar, donde se acumula agua en época de lluvias y que mantiene una cierta humedad cuando ya se ha secado, se han colocado varios de ellos y una rampa para que puedan salir y desplazarse a otros lugares.


Juvenil de sapo común (Bufo spinosus)

Todos los estanques de la Alhambra sufren una limpieza a principios del verano para evitar la proliferación de algas y la colmatación de los mismos por los sólidos que se depositan en sus fondos. Dadas las fechas en que se realizan, antes de que los anfibios hayan abandonado definitivamente la zona, se hace necesario un rescate de larvas y metamórficos para evitar que se pierdan todos los animales. Para ello es necesario cuantas manos mejor, ya que son miles los animalillos a rescatar en cada uno de los estanques. 

Preparándonos para empezar los trabajos en uno de los Albercones del Generalife.





Multitud de metamórficos rescatados

Y ya por la noche, unos cuantos herpetos de la zona.

Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) y salamanquesa común (Tarentola mauritanica) compartiendo espacio.

Juvenil de sapo común.
Contentos por el trabajo bien realizado.




Al día siguiente tocaba hacer lo mismo con el otro de los Albercones.




Así es como quedó el del día anterior después de la limpieza.


Ahora tocaba ponerse otra vez manos a la obra.





Las culebras de agua acuden a los estanques para alimentarse de los sapitos, ellas cumplen con una importante labor de control poblacional.

Culebra viperina (Natrix maura).

Los pequeños sapos fueron trasladados a otras zonas húmedas para su dispersión. La intención era volverlos a soltar nuevamente en los estanques una vez limpios y rellenados, pero problemas técnicos no lo hicieron posible.



Y por las inmediaciones este adulto de sapo común en postura defensiva.





jueves, 31 de julio de 2014

Salidas herpetológicas.

Hace un tiempo nos desplazamos hasta una gran alberca situada en el término municipal de Íllora, con una buena población de gallipato (Pleurodeles waltl), para comprobar si las tortugas que habían sido avistadas por un colaborador de la asociación, eran autóctonas o alóctonas, a fin de sacarlas del lugar en este último caso.
Finalmente pudimos comprobar que se trataban de un par de galápagos leprosos (Mauremys leprosa), un adulto de buen tamaño y un pequeño juvenil. Desconocemos si fueron soltados por alguna persona o llegaron aquí por su propia cuenta. 


  
Juvenil de galápago leproso (Mauremys leprosa).

Cercana a la anterior, se encuentra esta balsa también con galápagos, por lo que cabe la posibilidad de que los anteriores procedan de aquí.  



Cambiando de tercio, esta vez nos trasladamos a la localidad de Orgiva para intentar localizar a la escasa ranita meridional (Hyla meridionalis), por las distintas charcas y albercas de la zona, no pudimos verla "in situ", pero sí constatamos su presencia en la actualidad por las indicaciones de los lugareños, describiéndonos su color verde característico, los hábitos arborícolas, y su fuerte canto.
Volveremos a la zona en época de reproducción para localizarlas por su inconfundible canto.

La primera visita fue a esta gran charca, sin agua a estas alturas del verano, donde teníamos noticias de su posible presencia. Lo intentaremos confirmar la próxima vez.





Por las inmediaciones...

Juvenil de lagartija colilarga (Psammodromus algirus).

Un grupo de Morica planata alimentándose de excrementos.

En esta alberca parece encontrarse también la ranita, según las indicaciones del dueño, por lo pronto solo observamos un par de culebras viperinas (Natrix maura).



Otra de las albercas muestreadas, aquí solo vimos una rana común en una arqueta contigua.



Rana común (Pelophylax perezi).

En esta observamos varias ranas comunes y una culebra viperina.



Y en las acequias de la zona, también varias ranas comunes.




Aquí también bastantes ranas comunes y tres salamanquesas rosadas ocultas en una arqueta.







En esta alberca situada en alto, obstáculo infranqueable para la mayoría de los anfibios, posiblemente se reproduzca la ranita, ya que los vecinos nos confirman su presencia por los arboles y arbustos de la finca.


Esperemos que la siguiente vez que visitemos la zona podamos confirmar la presencia definitivamente de esta joya herpetológica.